Consigue todo lo que te propongas: ten-fe-en-ti

Las palabras más empoderadoras del mundo son: yo-creo-en-ti. Cuando alguien le dice esa frase a otra persona puede generar una reacción fabulosa en ella. Pero si cada uno nos lo decimos a nosotros mismos la reacción se multiplica. ¿Lo has probado?
Tener fe en uno mismo es fundamental a la hora de afrontar un reto. Todos debemos tener la confianza en nosotros mismos para poder luchar por nuestros objetivos. Para conseguirlo, es muy importante visualizarnos alcanzando esas metas. O, como mínimo, imaginarnos a nosotros mismos teniendo la suficiente constancia y capacidad de esfuerzo como para acercarnos a ellas todo lo posible.
Hacer este sencillo ejercicio no se debe confundir con el de fantasear despiertos.

No se trata de vivir en un mundo imposible, se trata de conocer tu propio potencial, de saber que realmente eres capaz de llegar a las metas que te propongas. Y de sacarte a ti mismo y a tus capacidades el máximo provecho.

Si crees en ti mismo, si crees que puedes, puedes. Ten fe en ti. 

Esta seguridad en uno mismo es clave para conseguir tus objetivos. Pero hay momentos en los que esta fe se convierte en algo fundamental para poder ser felices. Hablo de esos momentos en los que tú sabes que eres capaz de conseguir tus sueños y que los demás no lo creen. En estos casos debes seguir tu propio convencimiento en tus capacidades. Resulta imprescindible si quieres estar a gusto con tu vida, con lo que haces y con aquello a lo que dedicas tiempo. Escúchate. Si estás convencido de poder alcanzar tus sueños, lo harás.

Ten fe en ti: empodérate a ti mismo teniendo fe en tus talentos. Es la única manera de poder explotarlos y aprovecharlos. Y luego disfruta de todas las experiencias que tus sueños pueden brindarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *